Noticias


Son niños, nuestros niños


Desde Preferencia: sección de artículos de opinión

Mañana sábado se juega un interesante e importante derby INFANTIL en el Polideportivo Municipal. Los Frailes Caldevilla Hogar y Racing Club Portuense se enfrentarán a partir de las 10.00 de la mañana. Dos clubes anteriormente hermanados que por una serie de despropósitos y sinrazones pasan por un momento difícil en sus relaciones.

Durante la semana hay gente que se ha encargado de ir calentando el ambiente, fomentando miedos y trasladando venganzas y odios personales a un partido INFANTIL. Esto es de locos. Parece mentira que haya personas mayores, adultas, que "calienten" a un niño para que durante un partido de fútbol se formen tanganas y se juegue con violencia. No se quién es más niño si el que tiene 12-13 años ó el que está falto de esa pizca de sentido común que nos deben dar los años. ¿Son conscientes de la que se puede liar en un campo de fútbol si generan ese odio? ¿Son conscientes de que los niños recogen toda esa maldad y crecen siendo personas agresivas y violentas? ¿Son conscientes de que el propósito del deporte es formar personas sanas y no guerreros?

Es totalmente imprescindible que reine la cordura antes de que luego lleguen las lamentaciones. Hay que inculcar a los niños que van a jugar un partido de fútbol, nada más. Y hay que dejarles claro que si amenazan o intentan intimidad a sus compañeros no van a jugar ese partido. Ya tendrán tiempo de vivir todas esas cosas cuando sean mayores. Ahora sigamos formándoles como personas sensatas y buenos deportistas.

Y sobre todo tengamos en cuenta que son niños, nuestros niños. No los metamos en guerras. Vamos a permitirles disfrutar del fútbol y del deporte. Para ello solo hay que inculcarles el juego limpio. Ellos disfrutarán y con los años recogeremos esos frutos sintiéndonos orgullosos de ver que hemos contribuido a que sean buenas personas.

Lo más triste del tema es que si no se detiene la violencia a tiempo puede llegar a pasar un altercado importante, una de esas locuras que cuando las vemos en la televisión llamamos locos a los que la han hecho. Luego culparemos a la sociedad y al gobierno. Pero los lamentos ya no servirán de nada, ya no tendrá remedio. El daño estará hecho y los receptores de ese daño serán nuestros niños, esos personajillos que tanto queremos y por los que luchamos cada día.

Si se siembran vientos se recogerán tempestades. Eso lo dice un refrán y los refranes nunca mienten…

Francisco López Doello


« Volver a lista de noticias