Noticias


El Informe: José del Cuvillo, la joya de la corona


Sección de la Revista Mi Racing

La empresa municipal Impulsa El Puerto es la actual propiataria de los terrenos del José del Cuvillo tras la permuta por los de Pescadería.
La empresa municipal Impulsa El Puerto es la actual propiataria de los terrenos del José del Cuvillo tras la permuta por los de Pescadería.

La llegada en 2004 del empresario Manuel Lores al frente del club trajo con él un proyecto más que interesante que no sólo contemplaba la construcción de un estadio con 20.500 espectadores, sino también un centro comercial de ocio y un hotel. Lores nunca ocultó que sus intenciones a la vez que hacer un Racing Portuense más grande pasaban por hacer realidad un megaproyecto que pronto encontró más obstáculos que facilidades en el camino.
En las ideas primitivas, el estadio José del Cuvillo se trasladaría de ubicación intentándose primero en la carretera de Sanlúcar, después en La Florida y por último en el polígono de Las Salinas tal y como estaba contemplado en el actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), dando a los terrenos un uso hotelero y comercial. También se propuso ubicar el nuevo estadio en un espacio anexo a Puerto Sherry y su complejo residencial y deportivo.
La dimisión de Lores dejó en evidencia que cualquier otro grupo interesado en hacerse con las riendas del club tenía los ojos puestos en hacerse con la explotación final de los terrenos. Terrenos que son de propiedad municipal desde 1991 y que el Racing Club Portuense disfruta por una concesión administrativa por cincuenta años. El conseguir algo más que un “simple” estadio al que acompañase espacios públicos y lúdicos era el reto que se marcó en un principio. A las intenciones de Lores le siguió un grupo inversor catalán y otro de Jaén sin que ninguno consiguieran arrancar del Ayuntamiento prioridad alguna sobre la explotación de dichos terrenos.
Esa idea es la que planteó que el equipo redactor del PGOU, Territorio y Ciudad (TyC), realizara en el Plan General la propuesta de convocar un gran concurso de ideas para renovar los suelos de la margen izquierda del río que constituyen el PAU-VA-1-Valdelagrana. El arquitecto y urbanista Miguel Ángel González Fustegueras, responsable de TyC, manifestó en sus encuentros con el Consistorio la necesidad de mantener el actual emplazamiento del estadio, ya que considera innecesario trasladar la zona deportiva a otra localización, contraviniendo lo estipulado en el Plan y en contra de los informes elaborados por los técnicos municipales que consideran que el Ayuntamiento perdería económicamente si no explota estos suelos comercialmente. Sin embargo, TyC opina que la implantación de un centro de ocio como tal en esta zona de Valdelagrana chocaría con el proyecto de Autoridad Portuaria que quiere promover a escasos metros de la zona que ocuparía la nueva lonja pesquera.
En 2008, el todavía presidente del Racing, Manuel Lores, suscribiría con la concejal de Urbanismo, Patricia Ybarra, una carta de intenciones en la que se recogía entre otras cuestiones la construcción de unas nuevas instalaciones deportivas en los terrenos disponibles del planificador, contemplando en la nueva instalación todos los derechos recogidos en el acuerdo de concesión administrativa a favor del Racing Club Portuense.
El empresario mandó realizar dos proyectos en nombre del Racing Club Portuense con un valor de 60.000 euros cada uno. Cada proyecto con un estadio en la ubicación actual y otro con una distinta. Después del plazo legal, ambos proyectos contaron con silencio administrativo. Dichos documentos se presentaron en el Ayuntamiento el 8 de noviembre de 2007 a las 13.31 horas con número de documento 36.739.
Dos años después, noviembre de 2009, tras la dimisión de Manuel Lores al frente de la entidad, el alcalde de El Puerto, Enrique Moresco, declararía que “cualquier actuación debía tratarse por concurso público”.
El valor que han adquirido estos terrenos sobrepasa los 67.542.513 pesetas de las de entonces o los 405.938,68 euros actuales que pagó el Ayuntamiento a la Federación Española de Fútbol (FEF), propietaria de los terrenos y anexos gracias a un embargo por las deudas acumuladas a causa la grave situación financiera que padecía la entidad deportiva a principios de los noventa. El alcalde recien elegido, Hernán Díaz, manifestó tras conocer la situación que “nunca me justificaron de dónde salió ese dinero”.
Con esta revalorización y tras cerca de cuarenta años, el estadio continúa en la misma situación que el día de su inauguración, pero con el transcurso de los años han ido encareciéndose los terrenos por ubicarse en una de las zonas con más futuro turístico de la ciudad.
El penúltimo capítulo que ha escrito esta historia es la permuta, el cambio de terrenos que a favor de la empresa municipal Impulsa El Puerto se aprobó en el Pleno del jueves 1 de julio por la que se estipula canjear los terrenos del esatdio por los de Pescadería, que pasan a ser porpiedad del Consistorio. En el mismo Pleno se aprobó el Plan Especial de Puertos por el que la margen izquierda del río y la zona de Pozos Dulces se unirían con dos pasarelas.
Diecinueve años después, la titularidad del estadio José del Cuvillo y los terrenos anexos cambian de manos y del Ayuntamiento pasa a la empresa Impulsa.Varias son las preguntas sin resolver: ¿Impulsa puede subrogar una concesión administrativa a unos terrenos públicos?, ¿será necesario un concurso público y abierto para acceder a realizar las obras necesarias?

Continua el informe (2ª parte)

Luis Miguel Morales


« Volver a lista de noticias