Noticias


Demasiado castigo


El Racing sigue notando demasiado las bajas y pierde por un injusto 3-0

Ninguno de los presentes podía imaginar al terminar el primer tiempo que el Racing perdería por 3-0 en el estadio Iberoamericano 2010, feudo del San Fernando. Primero porque el equipo racinguista fue mejor que el cañailla en esos primeros 45 minutos y luego porque nadie imaginaba que el San Fernando llegaría 3 veces en la segunda parte y 2 terminarían en gol.

Comenzó el Racing leyendo muy bien el partido sometiendo a una fuerte presión a la defensa y el medio campo local, que no sabía como jugar la pelota sin que terminara rapidamente en los pies de los jugadores rojillos. Muy pronto, un fallo clamoroso de Isaac, que hoy tuvo un día realmente aciago en defensa, deja totalmente solo a Puli que envía el balón alto. Luego llegaron las ocasiones para el Racing de la mano de Villa y un lanzamiento de falta de Paquito. En un lanzamiento de corner, Edu Villegas despeja la pelota que cae en el borde del área a los pies de Sergio Beato que magistralmente pone el balón por bajo lejos del alcance del portero racinguista, consiguiendo el 1-0.

Lejos de perder la cara al partido el Racing se siente fuerte y va a por el empate que está a punto de conseguirlo Isaac en un cabezazo que sobrepasó la linea de gol pero que el juez de línea se encargó de anular por un inexistente fuera de juego. Un balón que llegaba claro a la cabeza de Villa se lo quita el central con la mano dentro del área y el árbitro pita penalti y en vez de expulsar al defensa solo le enseña tarjeta amarilla ante la alegría de la afición isleña.

Lolo Prado lanza el penalti y David Zamora se luce haciendo la parada que determinó el partido. Poco después el árbitro vuelve a beneficiar incomprensiblemente al San Fernando al no expulsar a Antonio Sambruno que era el último defensor y se lanza y placa a Villa cuando este encaraba solo a David Zamora.

Tras la reanudación al Racing le fallaron las fuerzas aunque fue el único que quiso ir hacia delante. El San Fernando jugó agazapado buscando el contragolpe para finiquitar la contienda. Un precioso centro de Sergio Beato en una de esas contras es rematado por el Puli convirtiendo el 2-0. El equipo cañailla, zorro viejo en esta competición, fue al límite, al cuerpo a cuerpo, sabiendo la poca disposición del juez de la contienda a mojarse en decisiones polémicas contra el equipo local.

Luego llegó el inexistente penalti que significó el 3-0 para los locales en una acción que ni los mejores actores de Almodovar podrían mejorar. Sergio Beato hace como si le hubieran tocado y se tira dentro del área casi autolesionandose del teatro que le echa a la jugada y el árbitro, que ya por aquel entonces no sabía ni donde estaba, pita penalti. Castillo lo lanza a la derecha de Edu pero era evidente que hoy nada saldría bien al Racing y a pesar de que el portero racinguista toca el balón no consigue sacarlo de los 3 palos.

Con el 3-0 en el marcador, sin ya posibilidades de nada, decide Paco Corbeto hacer los cambios y da entrada a Alex Torres, Alberto y Eloy.

Aun el equipo cañailla pudo anotar el 4º gol en otro magnifico contragolpe cortado magistralmente por Alberto en funciones defensivas.

Unos minutos antes del final, el árbitro expulsó al entrenador local Iriondo por reiteradas protestas e insultos en un absurdo intento de meter presión al colegiado cuando ya ganaba 3-0.

Ahora a pensar en el Pozoblanco, lider incontestable e invicto hasta el momento, que será el rival que visite el Cuvillo el próximo domingo a las 17 horas. Las bajas seguras de Paquito, Luis Castillo, Kike y Pedro Curtido serán el primer inconveniente a salvar por el entrenador racinguista Paco Corbeto.

Racing Club Portuense:
Edu Villegas, Carli, Paquito, Juanma, Isaac; Luis Castillo, Lolo Prado, Abel, Piñero, José Antonio; Villa. También jugaron Alex Torres, Alberto y Eloy.

Francisco López Doello


« Volver a lista de noticias