Noticias


No pudo ser


Un fallo de marcaje en el minuto 6 condena a un batallador Racing

El resultado final de Mairena 2 - Racing 1 no hace justicia a lo visto sobre el terreno de juego hoy en el anexo del municipal de San Bartolomé de Mairena. Un error garrafal de marcaje en el minuto 6 propició el gol de cabeza de Babiano que marcó el devenir del partido y rompió los esquemas del equipo rojillo.

El Racing salió de inicio incomodando al Mairena con su 4-1-4-1 con Juanma y Mere de centrales y Paquito como pivote defensivo. Carli, que sigue viviendo un momento dulcísimo en su juego, y Ezequiel cubrían los laterales mientras el centro del campo era de Luis Castillo y Lolo Prado. Piñero ocupaba su posición natural y volvió a encandilar al público asistente con su rapidez, sus regates y su lucha al igual que Abel Calatayud, verdadero hombre comodín del equipo al que solo le falta que Paquito Corbeto lo ponga de portero. Una lástima que hoy ocupara la plaza del sancionado José Antonio pues, aunque hizo un enorme partido, no estuvo donde rinde como nadie que no es otro sitio que en la media punta. Por contra, un entonado Alberto tuvo que esperar al final del partido para jugar unos minutos cuando es el sustituto natural de José Antonio en la banda derecha. Por último Pedro Curtido, estuvo muy solo y desasistido en la delantera.

El gol del Mairena en el minuto 6 le dio alas y se dedicó a sestear, dormir la pelota, perder tiempo y esperar agazapado ya que no era capaz de dominar el centro del campo. Además utilizó el juego sucio en muchas ocasiones llegando a ver 8 tarjetas amarillas, incluido el entrenador local. Durante el primer tiempo registramos disparos de Abel, Paquito, Piñero y Lolo Prado aunque no se dispuso de serio peligro en ninguno de ellos.

Nada mas comenzar la segunda mitad, un jugadón del extremo Rubio, que regatea a cuantos racinguistas le salen al paso, da lugar al primer aviso local. Dos minutos mas tarde Gago, totalmente solo, manda fuera el esférico rematando en plancha. Pedro Curtido y Lolo prado están a punto de igualar en sendas ocasiones para el Racing.

Paco Corbeto comienza a mover el banquillo y a los 15 minutos de la segunda mitad entra Peces por Juanma y el equipo da un paso adelante. Suanes entra por Roberto dando el paso atrás motivado por el cambio del Racing. Nada mas entrar Suanes se queda solo ante Edu y manda el balón a las nubes. El goleador Babiano deja su sitio en el penoso cesped artificial (una fotocopia del Cuvillo) a Paquito. Paquito lanza una falta desde 40 metros y obliga a lucirse al portero local Fran.

Peces y Lolo prado vuelven a disparar a puerta y rozan el palo. Alberto entra a falta de 20 minutos por Paquito para dar mayor mordiente al ataque y pasar a Abel al centro. Chico sustituye a Mohamed y Eloy a Castillo para acentuar la defensa Mairenera y el ataque racinguista.

Precioso centro de Abel que remata de cabeza Alberto y roza nuevamente el poste de la portería local. En el contraataque Suanes se aprovecha de los pocos efectivos racinguistas en defensa y marca la sentencia. Nada mas sacar de centro, balón a la olla que, tras varios rechaces, cae al pie de Mere que con el empeine la cruza lejos de Fran para marcar el 2-1 definitivo. Una ocasión más tuvo el Racing y otra el Mairena pero el marcador ya no se movería a pesar de los 6 minutos de descuento que concedió el buen colegiado malagueño Gomez Ruiz, que mostró tarjetas amarillas a Carli, Pedro Curtido y Peces por parte racinguista.

En resumen, un fallo al principio del partido condena a un buen Racing que peleó hasta el final pero que se encontró a un rival que supo jugar sus bazas. El Racing sigue notando su falta de gol y sus hombres más destacados del partido fueron Carli, Abel y Piñero.

Alineaciones:

Racing Club Portuense: Edu, Carli, Ezequiel, Mere, Juanma (60´Peces); Paquito (70´Alberto); Abel, Piñero, Lolo Prado, Luis Castillo (80´Eloy); Pedro Curtido.

C.D. Mairena: Fran, Juan Gomez, González, Gago, Ulises, Babiano (62´Paquito), Rubio, Pana, Roberto (60´Suanes), Mohamed (72´Chico) y Gabri.

Arbitro: Sr. Gómez Ruiz, del colegio malagueño. Muy bien. Dejó jugar y siguió el juego de cerca pasando casi desapercibido para todos excepto para la mancha de indeseables que increparon hasta a la afición rival y vieron penaltis a favor del equipo local hasta en el centro del campo.

Francisco López Doello


« Volver a lista de noticias