Noticias


2-1 En la cuerda floja


El Racing, tras perder 2-1 ante el Cádiz B, espera con ansiedad los resultados del resto de equipos implicados en el descenso

El equipo de David Galisteo perdio ante el Cádiz B y se mete de lleno en problemas para salvar la categoría. Los resultados de los rivales racinguistas mañana domingo determinarán si el equipo portuense depende de sí mismo o de otros resultados, en la última jornada. El filial gaditano se empleó a fondo ante los racinguistas, motivados por jugar en Carranza. Nada que reprochar a los jugadores cadistas por la intensidad mostrada pues el deporte es así, excepto los feos y antideportivos gestos de provocador portero del Cádiz B, Dimitri. Tras la victoria de su equipo, el portero demostró una alegría inusitada cuando su equipo realmente no se jugaba nada, y sus saltos y gestos con las manos al concluir el partido, soliviantaron a los jugadores y a los aficionados racinguistas, abatidos tras una derrota que supone un verdadero varapalo para las aspiraciones del equipo.

Comenzó el partido con un Racing valiente que parecía salir a por el partido. Sin embargo, pronto volvió a recordar su situación en la tabla y comenzaron los nervios, las ocasiones fallidas y el bloqueo mental. Por su parte el filial cadista iba sintiendose cómodo por momentos y Mohamed se hacía dueño y señor del centro del campo. En el minuto 39, un pase en largo a Álex Expósito se convierte en el 0-1, materializado por el propio Álex tras driblar a un fallón Dimitri.

Pero como suele suceder, la alegría dura poco en casa del pobre. 3 minutos más tarde, y tras otra gran ocasión de Álex Expósito que sale lamiendo el poste, un garrafal error defensivo de la zaga visitante propicia el empate a uno, obra de Ricki. El conjunto cadista se mostraba como un rival ordenado y fuerte aunque apenas llegaba con peligro. El Racing, a pesar de estar muy atenazado durante todo el encuentro, buscaba pases en largo y creaba peligro en los contragolpes.

Comenzó la segunda parte con un Cádiz buscando aún más la portería de Borja. Asumía menos el papel de control del esférico y a su vez entraba más por bandas. Al contrario que en la primera mitad, esta vez es el Racing el que poco a poco se va haciendo con el dominio del partido y cuando se cumplía el ecuador de la segunda mitad, llegan un par de buenas ocasiones para los rojiblancos, siendo la más peligrosa un testarazo de Álex Éxpósito que Dimitri saca cuando ya se cantaba el gol. Y cuando mejor jugaba el Racing llegaba el jarro de agua fría que supuso el gol de la victoria para los gaditanos. Israel aprovecha otro enorme error defensivo y, solo ante Borja, lo dribla y marca a placer.

De ahí al final un quiero y no puedo de un equipo condenado a sufrir al que le bastan un par de errores para perder un partido, como viene siendo tónica habitual en la temporada. Los aciertos no se materializan en gol y al final es lo que cuenta. El buen juego, las ocasiones fallidas y las actuaciones de los colegiados no sirven para justificar la clasificación de un conjunto que ha sido superior a muchos equipos a los que se ha enfrentado pero que en muy pocas ocasiones ha logrado los puntos en juego.

Ahora toca rezar para que los resultados de Murallas de Ceuta, Marinaleda, Ayamonte, Peña Rociera y Arcos no sean desfavorables a los intereses del conjunto del José del Cuvillo y el próximo domingo a las 12 de la mañana encuentre un final feliz en forma de permanencia en su encuentro ante el San Fernando. El equipo isleño necesita un empate para asegurarse la segunda plaza y a buen seguro luchará por ello con uñas y dientes.

Francisco López Doello


« Volver a lista de noticias