Noticias


Puerto Apache


¡Despierta!

Entiendo y si no lo hago me estaría condenando al destierro obligado de ésta tan moderna y bien guapita sociedad. Entiendo, hay que hacerlo, que el futuro del que se hablaba con ilusión ignorante en los ojos, está aquí ya. Todos locos por la tecnología, felices porque la red (por antonomasia) te permite llegar a todas partes y sin moverte de tu asiento. Y si te quieres mover, tienes la facilidad de que en tu móvil también te puedes conectar.

¡Qué maravilla los PCs!, ¡qué alegría de laptop, de netbook, de pda, de tablet, del Android froyo, del jelly bean, del ice cream sándwich, del Symbian, del Windows Phone! Creo que me sé la lección… ¡Qué gran invento es el whatsapp! ¡Ya nos podemos comunicar! La era de la comunicación, que bonito suena; a ver quien se queda atrás. Y es esa comunicación la que te calla, la que te dice que eres libre y te agarra el pensamiento y lo condiciona a un “me gusta” o a un comentario en su defecto que ya resulta perezoso en su proceso, la falta de costumbre… y eso que fue ayer cuando la red te poseyó. Pero ya te gusta hasta el “me gusta”, sólo alcanzas a pensar en que debería existir el “no me gusta”, ¡muy bien!, con eso piensas y escribes menos, economía intelectual del perfecto idiota.

Todo en internet. ¿Qué te distingue de un poto?, cómprate un gorro y dale uso a tu cabeza. Ya hay hasta quien ama por internet, quien sus palabras salen de un qwerty y sus emociones son caritas amarillas sonrientes, jocosas, asustadas o entristecidas todo a merced de la interpretación del receptor, al otro lado de la pantalla. Sentimientos estandarizados que en muchas ocasiones quedan ahí, no trascienden.

Si quieres informarte, ahí está el cibermundo, ganando cada vez más terreno, de utilidad infinita, todo un mundo de oportunidades, que no obstante yo valoro. Prueba de ello es la web racinguista aquí presente. Una web que siempre habló y dijo, una web que no se escondía tras los matorrales de la diplomacia más barata y que pese al paso del tiempo y los palos recibidos sigue fuerte, con el único temor de no rezumar el suficiente racinguismo que si pretende. Dios me salve de vanidades, “Ese Racing Oe” sigue viva por ti.

Racinguista que no visitabas la web sino que prácticamente vivías en ella. Racinguista que respirabas rojiblanco a base de oficial y oficiosa, que llenabas el foro de opiniones, que gritabas enérgico en cualquier grada del Cuvillo, que te bebías diarios por secciones deportivas en busca de tu Racing, que asistías gustoso a tertulias y tertulias improvisadas en cualquier bar o plaza portuense, ¿dónde quedó tu interés? Seguro, caíste victima de un “me gusta” más, o un comentario interiorizado por vaguedad.
¡Despierta!, que el viejo te necesita. Reacciona que tus palabras son necesarias, pero dilas, no calles más. Resucita esa pasión que te llevaba cada domingo al templo racinguista, que te daba vida. Deja esa absurda complacencia, recupera el inconformismo que siempre te caracterizó. Alza la voz, sé romántico, aparta el teclado y deja hablar a tu corazón.


Álvaro Guerrero


« Volver a lista de noticias