Noticias


A esperar un milagro


La Junta Gestora pintó de negro con deudas inasumibles el futuro inmediato del Racing Club Portuense


La asamblea informativa cumplió con la hora prevista al igual que con aquello que se esperaba oír en ella. Manuel Muñoz Miranda, a modo de portavoz de la Junta Gestora que dirige al club, tomó la palabra para acto seguido desmenuzar mediante cifras la situación actual del Racing Club Portuense.

Como era de esperar los números que expuso Muñoz Miranda, apoyado en su intervención en Pedro Terrada, no eran nada positivos. Deudas y más deudas, éste fue el único concepto que apareció en su discurso y no sin razón. Como un mazazo que resquebrajara la propia tribuna, bajo la cual se desarrollaba el acto, sonó la contundente y desalentadora cifra de Deuda Total que el club mantiene: 2.349.758’58 €. Estupor y resignación entre los presentes ya tristemente acostumbrados a oír cifras tan altas. Correspondiendo a deuda ordinaria 926.136’68 € y a subordinada el resto, 1.423.621’90 €.

Pero lo que realmente acucia no son estas tremendas cantidades, lo que realmente preocupa es la deuda contraída con los jugadores desde el año 2011 hasta la actualidad, siendo vital a muy corto plazo satisfacer la deuda que se tiene con la plantilla de la presente temporada y que alcanza los 20.492’00 €. Resulta urgentísimo abonar dicha cifra antes del próximo 30 de junio para de esta forma evitar el descenso administrativo por impagos, una vez conocido el propósito de los jugadores racinguistas de denunciar al club por las nóminas adeudadas. Habiéndose de abonar un total de 78.002’00 € antes del 8 de julio para así poder afrontar el pertinente convenio concursal a presentar en la Junta de Acreedores. Muñoz Miranda hace hincapié en la dificultad de esto y en la intención de la Junta Gestora de encontrar a quien pueda cumplir con este pago.

De forma clara y en tono entregado, ambos ponentes se rinden a la inviabilidad. Sencillamente no lo ven viable, ni afrontar el pago de las deudas a tan corto plazo, ni suponiendo salvados estos pagos, que el club pueda ser rentable en un futuro de forma que pudiera enfrentar las exigencias propias del día a día y ni mucho menos las del concurso de acreedores. Como ejemplo los datos de 112.000 € de ingresos obtenidos por el club en esta temporada 2012-13, presuponiendo un gasto para la 2013-14 de 139.000 € sin incluir los gastos derivados de la plantilla, hacen pensar que el proyecto actual del club racinguista es inviable. No obstante, Muñoz Miranda transmitía la idea de unirse a quien fuera capaz de hacer viable un proyecto para el club.

Con todo esto, los socios, abonados y demás aficionados presentes en la asamblea empezaron a vislumbrar el futuro negro que se cernía sobre sus cabezas, fundamentalmente sobre la del octogenario Racing Club Portuense. La idea de la disolución del club apareció en boca de algún que otro aficionado que resignado entendería un nuevo comienzo. Y es precisamente esto, el futuro del club, lo que se decidirá en la próxima Asamblea General Ordinaria prevista para el próximo 29 de mayo.

La Junta Gestora, en la voz de Muñoz Miranda, reconocía haber tenido contactos en Marbella con el expresidente Manuel Lores, en pos de buscar una posible solución que salvara al club del desastre. Al parecer el expresidente se habría mostrado interesado en la supervivencia de la entidad. No obstante el Racing le adeuda buena parte del importe concerniente a deuda subordinada, en torno al 95% de la misma.

Con este panorama, sólo queda esperar que los plazos previstos se vayan cumpliendo, el primero el de presentación de candidatos a la presidencia del club, que termina el 20 de mayo, sabiéndose a día de hoy que aún no se ha recibió candidatura alguna. De cualquier forma, el tiempo apremia y los 78.002’00 € son la prioridad. Toca encomendarse al cielo y esperar un milagro.



Álvaro Guerrero


« Volver a lista de noticias