Noticias


Se clausuró la temporada 2012-2013


Racing y Recreativo unidos para despedir la temporada

Como estaba previsto el Estadio José del Cuvillo acogió el acto de clausura que Racing Club Portuense y Recreativo Portuense habían planificado para el término de la ya finalizada temporada 2012-2013.
Todos los conjuntos canteranos de uno y otro club acudieron al acto, así como varios jugadores del primer equipo racinguista. Tras la celebración de varios partidillos entre los diversos componentes de los distintos equipos, llegó la hora de los trofeos y reconocimientos a todo un año rico en resultados pero sobre todo rico en méritos.

El alcalde de El Puerto de Santa María, Enrique Moresco y el concejal de deportes Francisco Aguilar no quisieron perdérselo, tomando protagonismo cuando se procedió a la entrega de los trofeos a los respectivos ganadores, donde se premiaron la constancia, la regularidad y la máxima efectividad cara a gol de cada conjunto canterano. Manuel Muñoz Miranda, Ramón Verano, Antonio Flor Jiménez, Francisco Barroso y otros, atendieron la llamada del presentador del evento, Luis Miguel Morales, cuando éste solicitó la presencia de la directiva recreativista para la entrega de trofeos, algo desconcertante dada la ausencia de directivos en este joven club portuense toda vez que se halla inmerso en pleno proceso electoral y en vacío de poder, tras la dimisión de todos para así poder ostentar cargo en la Junta Gestora del Racing Club Portuense, más allá de la figura del secretario, Ángel Soler. Destacar la presencia de Pedro Ríos, flamante nuevo entrenador del Atlético Sanluqueño, que asistía acompañando a Antonio Flor Pedregal.

Los jóvenes futbolistas portuenses recogieron con entusiasmo sus trofeos esos que reconocen y dan justo premio al esfuerzo realizado durante todo el año. Especial mención recibió el Infantil B que por su ascenso de categoría diplomó a cada miembro del plantel, por su contribución al objetivo logrado. La escuela también tuvo su momento de gloria cuando todos y cada uno de los pequeños integrantes de la misma recibieron una medalla que hizo las delicias de niños y padres.

Las peñas Orgullo Rojiblanco y Cangrejo Rojo también entregaron sus trofeos. Carlos Bermúdez, presidente de la Peña Orgullo Rojiblanco procedió a la entrega del III Guante de Oro que en esta ocasión recaía en el guardameta del primer equipo Ismael Acosta, como portero menos goleado del club, englobando a la cantera rojiblanca.
Seguidamente llegó el turno de la Peña Cangrejo Rojo, Enrique Rodríguez como presidente de la asociación entregó el primer trofeo de los dos que otorga dicha peña a Álex Expósito, en un reconocimiento que premia al máximo goleador del primer equipo racinguista, dada la ausencia del mismo fue un compañero quien se hizo cargo de la estatuilla. El segundo lo entregó su vicepresidente Juan Carlos Ocaña, al máximo goleador de la cantera, en este caso a Cristian Cala.

El Trofeo Cañero puso fin al carrusel de premios reconociendo con su entrega al jugador más cañero de la temporada. Rafi Cruz y Alberto Fernández terminaron empatados por lo que ambos recibieron de manos de Manolo Cañero el correspondiente galardón.

Alcanzado el final del acto, la comedida alegría general colmaba la satisfacción del trabajo bien hecho a la par que escondía, sólo para ojos indolentes, la desolación impuesta a un club, el primero, el octogenario, al que muchos ya desahucian.



Álvaro Guerrero


« Volver a lista de noticias