Noticias


El 51% de los socios dicen “No” al convenio concursal


El voto contrario a la aprobación sentencia al Racing

El hotel Los Jándalos Santa María acogió la Asamblea General Extraordinaria prevista para la tarde de ayer. Su carácter urgente iba en perfecta consonancia con los temas a tratar en la misma, temas que veían la luz en el correspondiente “orden del día”.

A diferencia de en asambleas pasadas, la vivida en el hotel portuense contó con una buena asistencia de socios racinguistas. Nadie se quería perder el acto en el que las opacidades y en todo caso incompleta información se verían subsanadas por las aportaciones informativas, veraces y rigurosas que tanto abogadas como administradora concursal ofrecerían a los socios presentes, hasta 44 de los que 43 tenían derecho a voto.

Con Fernando Soto ejerciendo como secretario e Ignacio Corzo como presidente en funciones comenzó la reunión. La vital asamblea o reunión de socios arrancaba no sin objeciones, intervenciones desmedidas y faltas a la honorabilidad, felizmente todo se recondujo y se pasó a cumplir con cada punto marcado.

El primero, concerniente a la reanudación del proceso electoral requería que se retomara la elección de un nuevo presidente y su correspondiente directiva, lo cual se sometió a votación saliendo aprobado con 24 votos a favor, 13 en contra y 7 abstenciones. Con esto el detallado calendario electoral veía la luz previendo un futuro esperanzador.

Seguidamente la administradora concursal, Yolanda Morales, procedía a afrontar el segundo punto, mediante el cual puso en conocimiento el estado actual del concurso de acreedores. Con tono amable y conciliador proponía las pautas a seguir confiando en el buen hacer de la masa social y una posible directiva.

Luego llegó el turno de las abogadas concursales del Racing Club Portuense, quienes trasladaron a los presentes toda la información que poseían, llegando a atender tantas dudas y preguntas, no siempre fáciles ni bien intencionadas que los interesados tuvieron a bien formular públicamente.
De la exposición de las letradas se extraen las siguientes cifras definitivas que comprometen los pagos futuros del club, son estas:
- Deuda privilegiada y ordinaria: 887.153 €
- Deuda subordinada: 1.336.967,04
Ambas suman una deuda total y actual de 2.224.120,04 euros.

Se contempla que las negociaciones con los acreedores den sus frutos y se alcance una quita de al menos el 50%, lo que rebajaría la deuda de carácter ordinario y privilegiado a la mitad y simultáneamente en la deuda subordinada. A las primeras, como ya es sabido, se las afrontaría durante los primeros siete años y a la segunda durante los posteriores también siete años.

Los números de las abogadas resultaban esperanzadores, más optimistas de lo previsto hasta la fecha. Además comentaban el hecho de que el club no tendría que hacer ningún pago por deuda concursal en esta primera temporada 2013-2014, algo bastante tranquilizador para aquella directiva que tomara las riendas del club de forma cuasi inmediata. Con todo esto se procedió a la votación para la aprobación del convenio concursal y de forma contraria a lo esperado, por un 51% de los votos emitidos en ese momento se denegaba el convenio concursal; en términos absolutos fueron 15 votos a favor, 19 en contra y 3 abstenciones.

El shock fue importante no tanto por la denegación del borrador del convenio sino por el estado en el que quedaba el club con ello. La abogacía aclaraba que dado el rechazo se precisaba de una junta gestora que se hiciese cargo del club y lo condujera a la única salida a la que los votos negativos abocaban a la entidad, a la liquidación.

De nuevo la negativa por respuesta, nadie se ofrecía para ser conductor del club rumbo a la desaparición, quedando nuevamente sin directiva, más allá del secretario y el presidente en funciones.

Se cerraba el acto con tristeza, vacío y bastante indignación. No descartándose una solución de última hora que revirtiera lo que sería el fin a más de 85 años de historia, esta solución tiene fecha límite: 40 días antes del 14 de octubre, fecha de celebración de la junta de acreedores concursales.



Álvaro Guerrero


« Volver a lista de noticias