Noticias


Incógnita resuelta


El Racing Club Portuense no podrá competir

Cuando la ilusión por un nuevo futuro se vislumbraba ante los ojos del racinguismo, de nuevo las trabas se interponían en el camino de un Racing Club Portuense demasiado castigado ya.

La publicación del calendario liguero por parte de la Real Federación Andaluza de Fútbol, en el que se incluía al Racing Club Portuense (no obstante se halla inscrito), alentaba notablemente los esfuerzos de unos socios racinguistas que pese a tener que nadar contracorriente aún creían en su club, en la posibilidad de verlo luchar al menos una temporada más en Tercera División, la motivación en el trabajo desarrollado y en el aún por desarrollar se veía incrementada pero, la burocracia y el cumplimiento estrictamente legal frenaban nuevamente cualquier iniciativa.

Se debía celebrar una asamblea extraordinaria de socios en la que presentar una junta gestora, plantear la idea de futuro, la forma de su desarrollo y el objetivo a perseguir. Las líneas estaban marcadas, pero esta vez, más allá de obstáculos a modo de personas con intereses distintos surgía el tiempo como mayor inconveniente. De convocar asamblea en tiempo y forma la fecha de inicio de la liga se echaría encima y no se podría contar, en el mejor de los casos, con un equipo apto para competir.

El socio Daniel Rodríguez Barquero se postulaba como claro impulsor de una continuidad que preveía posible, pero no era el único. Otros socios paralelamente y sin inconvenientes a la hora de tener que aunar fuerzas buscaban recursos y la viabilidad necesaria para que el club racinguista no viera sus últimos días pasar con destino al peor final posible, final que otros marcaron ya meses atrás. Quien aseguraba en regocijo que no había nadie que pudiera luchar por el octogenario Racing Club Portuense se equivocaba. Tristemente no prosperaron en la medida que se buscaba y en definitiva en la medida que era necesario.

La ilusión puesta en ver competir de nuevo al equipo racinguista se diluye y lo hace para poner fin a cualquier esperanza de continuidad, de supervivencia, aunque esta última se prolongará al menos por dos meses más.

En estos momentos todo queda en manos de las juristas del club, quienes decidirán en consecuencia el futuro y por ende el destino del Racing Club Portuense.



Álvaro Guerrero


« Volver a lista de noticias